LIBROS

MUJER OCÉANO, Vanesa Martín



TÍTULO DEL LIBRO:
MUJER OCÉANO 

GÉNERO:
POESÍA

AUTORA:
VANESA MARTÍN

ILUSTRACIONES:
 INMARCESIBLE

 NÚMERO DE PÁGINAS:
192

EDITORIAL:
PLANETA


Hola a todos!
Para Reyes alguien a quién quiero mucho me regaló un poemario que yo estaba deseando tener entre mis manos como agua de mayo y que me emocionó que fuera ella quién lo pensara para mí.  Acertó de pleno con el regalo. 
Nada es casualidad. Todo llega a su debido tiempo.



Se trata de "Mujer Océano" de la cantante y compositora malagueña Vanesa Martín que seguramente al mencionarla os llegan a la mente y al corazón algunas de sus canciones, como si éstas fueran una familia de abrazos sinceros. 
A mí en este momento me viene al corazón la canción "Libres"Pero no vengo a hablaros de sus canciones hoy os traslado su faceta como poeta, como mujer reina de un océano de verdad, de belleza, de intuición, de inocencia, de vértigos, anhelos y desvelos, de batir de alas, de besos y aromas, de retales de cuentos, de nanas, de odas a la vida, de versos simples y versos cómplices, de caballitos de mar, de setas y quizás saetas, de viento, brisa y sueños, de todas las vertientes del deseo, de una mirada hacia adentro, de caracolas, de estrellas pescadas entre el pelo, de muertes que se hallan renaciendo, de ausencias, pasiones irremediables, cuentas de pecas... 
Sí, sí...de esto y mucho más se respira en cada verso. 
Me ha emocionado profundamente el poemario, he llorado lágrimas saladas y dulces, y he suspirado al sentirme identificada con algunos de sus poemas y también he encontrado una mirada azul que me devuelve cual mar sus versos. 
Y aquí, permitirme que acompañe unos versos de mi cuñada (DesdeSyrma8.3) que nos dejó hace casi cuatro años después de mucha lucha y que es como si se hubiera adelantado a lo que habita en este hermoso poemario de Vanesa Martín.

Dice así:

EN UN PINCEL DE AZULES
(DesdeSyrma8.3)


Dime niña
¿qué esconden tus ojos azules?
¿qué hay en la cúspide de tu corazón?
¿qué se cuece por cada poro de tu piel?
Acaso no es tu respiración el
propio nacimiento del mar...
Y sus habitantes cada célula sensible
 que azota tus vértigos.
La luz es universal
y el poder está dentro de ti, 
oh ,sí, muy dentro 
y a la vez esparcido por fuera.
En ese salvaje ombligo
 que llamas poesía 
y que abre camino
 a una nueva vida.
Es salvaje todo aquello
 que se late, 
que es marea, 
que es arranque y conciencia.
Eres tú niña
la capitana de una nave
que regresa a por ti misma 
sin descanso 
atracando en el mismo puerto. 
El puerto de la inocencia 
y su ternura.
Ya eres mujer,
 te han crecido las mareas,
 soplan tus propios vientos,
 descubres tus propios deseos
 palpitando eléctricos
 entre notables suspiros
 pero a la orilla siempre 
te encuentras sentada, 
cómplice de un gran horizonte
 pincelado de azules 
y arañado de tu propia tierra. 
Hogar, dulce y cálido hogar. 
Morada de musas,
 sirenas y tritones. 
Dime niña 
¿qué nuevos mundos 
anuncian tus ojos?
¿ Qué se mueve en tu pecho?
 Juguemos: 
pon tu mano derecha a modo de caracola
 en tu centro y escucha sus mareas, 
sus corrientes, 
disfruta con su espuma. 
Vive a merced de tu propio tiempo,
 el que marcan tus latidos 
y se vierten lúcidos en tus versos. 
 Háblame de ti, 
de las esferas de tu nacimiento,
 del eclipse que hay formado
 ahora en tus ojos.
Ay, niña, niña, 
nunca permitas que la piel
 curtida de mujer
 te arranque o pervierta tus sueños.
©DesdeSyrma8.3, 2012

Y sí, aquí, en "Mujer Océano" hay respuestas al poema de mi cuñada y así es la magia que de pronto te encuentra recordando y ampliando tus propios horizontes con belleza. Cuando las mareas se unen es imposible pararlas entre ambas fuerzas. Me encanta "Mujer océano" y os recomiendo su lectura. Además viene acompañado con las increíbles ilustraciones de InmArcesible que ha sabido dar vida a algunos poemas de Vanesa Martín. 
La conjunción de ambas artes es un gran deleite.

Ah, la poesía...la poesía es una luciérnaga que ilumina y revolotea el fondo del alma excitando cada partícula de su ser con su magma incombustible. 
Y de esta luz, bañada en diferentes y ricos matices por su propio océano del alma habla este poemario. 
Me ha sorprendido gratamente el viaje que he realizado por cada uno de sus versos. 
Versos que están llenos de mujer, belleza, verdad, elegancia y que me han emocionado profundamente. 
Mis lágrimas hablan más que mil palabras y si pudiera compartiros una lágrima por aquí no dudéis ni un segundo que lo haría y en ella podríais ver la gran verdad de la que os hablo en una burbuja de tiempo. 
No hay duda de que es un poemario a pecho abierto al que le laten las heridas y por el que circula una sangre azul digna de una mujer océano que traspasa el umbral para compartirse y dejar constancia de esa universidad poética que la habita.
Que la poesía te acompañe siempre amigo lector! 
No dejes de deleitarte con este poemario. 
Ojalá te guste tanto como a mí.
 Feliz viaje!

Elena M

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trabajos protegidos

Safe Creative #1609060245964
Licencia de Creative Commons
Metamorfosis en el viento by Pablo y Elena is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vivoentijyp.blogspot.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://vivoentijyp.blogspot.com
La música es un refugio al que acudimos en muchos momentos de nuestras vidas a veces con cierta nostalgia, otras con ganas de escuchar en una voz tu propia historia y hacer catarsis con cada nota. También es un refugio de paz que mitiga la soledad. Hay brújulas que te llevan hacia los cuatro punto cardinales dejando unos trazos de energía en cada punto que cuando se unen suena una hermosa melodía.
La música es un lenguaje universal que nos hace ricos en experiencias y sensaciones. Nosotros amamos la música de tal manera que dejamos que sea una prolongación más de nosotros. Aquí dejamos constancia de algunas canciones que nos acompañan y que se han convertido en bandas sonoras de nuestra vida y por ende de aquellos que también nos rodean.
Pablo y Elena