LIBROS

BLANCA COMO LA NIEVE ROJA COMO LA SANGRE


TÍTULO:
BLANCA COMO LA NIEVE
ROJA COMO LA SANGRE 
AUTOR:
ALESSANDRO D' AVENIA
GÉNERO:
 NOVELA ROMÁNTICA
EDITORIAL:
DEBOLSILLO
PÁGINAS:
249
http://www.profduepuntozero.it


(ENTRADA PROGRAMADA...)

Hola a todos!
Cómo estáis?
Cómo van esas lecturas?
Os traigo para hoy "Blanca como la nieve Roja como la sangre, de Alessandro D'Avenia" y por hacer algo diferente os proponemos un juego muy especial que tiene que ver con esta lectura. ¿Eres capaz de ponerle un color a cada una de tus emociones, sensaciones o sentimientos? Y ¿Serías capaz de ponerle un color a las personas que te rodean: familiares, amigos, pareja....?
Busca lapiz y papel y apunta o si quieres pinta. Regálate ese rato para ti. Juega, juega...desata tu creatividad y descúbrete.
Leo, el protagonista adolescente de esta historia recurre a los colores especialmente al Blanco y al Rojo (de ahí el título) incluso el azul para abordar sus emociones, sentimientos o sensaciones y también para las personas que le rodean.
Rojo: Amor, sangre, venas, deseo, corazón....Todo lo que le apasiona o ama.
Blanco: El Instituto, las clases, los deberes, la enfermedad, la muerte, la soledad, el vacío, el miedo, la angustia... En general todo lo que él detesta. 
Rojo: Ella: Beatrice, la chica pelirroja de sus sueños, por la que suspira, por la que se cortaría su melena de León aunque la joven parece estar muy lejos de él y cuando al fin se acercan descubre la enfermedad de Beatrice (Leucemia).
Azul: Silvia es su mejor amiga y es tan azul como sus ojos porque le transmite paz y seguridad y se siente muy bien a su lado. Puede contar con ella para todo pero sabe que ésta lo quiere de manera diferente y eso puede minar la amistad porque él solo tiene ojos para Beatrice.
Es una historia entretenida y que nos muestra a un joven que se está descubriendo a sí mismo como cualquier adolescente pero entre un mundo básicamente en tres colores clave en el que cada cual tiene un protagonismo diferente para él. Una historia emotiva, repleta de valores, sensibilidad y enseñanzas que tiene como trasfondo la donación y el trasplante de médula ósea para tratar la enfermedad de Beatrice y en la cual, Leo, quiere implicarse ofreciendo un poco de sí mismo.
Es una bonita manera de concienciar sobre la importancia de hacerse donante de médula ósea y a la vez acercarse a la adolescencia y abordar sus miedos.
  Os recomendamos su lectura.

Elena M

2 comentarios:

Palabras de lenna dijo...

Hola!
Cuando leí este libro, hace ya como unos 4 años, no me gustó mucho, siento que iba demasiado lento y eso me aburria un poco:/
Jamás había pensado en la idea de ponerle un color a cada aspecto de mi vida, me ha parecido interesante lo que han propuesto.

Gracias por la reseña, un beso enorme<3

METAMORFOSIS EN EL VIENTO dijo...

Buenas.
Gracias por asomarte al blog y por comentar la entrada. Es muy importante vuestra colaboración.
Un saludo.
Samu.

Publicar un comentario

Trabajos protegidos

Safe Creative #1609060245964
Licencia de Creative Commons
Metamorfosis en el viento by Pablo y Elena is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vivoentijyp.blogspot.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://vivoentijyp.blogspot.com
La música es un refugio al que acudimos en muchos momentos de nuestras vidas a veces con cierta nostalgia, otras con ganas de escuchar en una voz tu propia historia y hacer catarsis con cada nota. También es un refugio de paz que mitiga la soledad. Hay brújulas que te llevan hacia los cuatro punto cardinales dejando unos trazos de energía en cada punto que cuando se unen suena una hermosa melodía.
La música es un lenguaje universal que nos hace ricos en experiencias y sensaciones. Nosotros amamos la música de tal manera que dejamos que sea una prolongación más de nosotros. Aquí dejamos constancia de algunas canciones que nos acompañan y que se han convertido en bandas sonoras de nuestra vida y por ende de aquellos que también nos rodean.
Pablo y Elena