HASEN. ALMA DE LLUVIA de Pablo Castro

Hola a todos!
Sentimos tener el blog tan abandonado últimamente pero no he tenido energía, ni inspiración para ello. Me he dedicado a mí y a los míos ya que atravesamos momentos muy complejos y la verdad no era tiempo de ponerse con nada de esto. 
Hoy os acompaño un texto muy simbólico de mi marido que está dedicado a nuestro angelito. Nadie se imagina lo que me emociona ver como se expresa mi marido en este texto a pesar de tantas y tantas dificultades de salud. 
Un abrazo.
Elena M 



HASEN. ALMA DE LLUVIA. 
TEXTO: PABLO CASTRO
(Dedicado a Eider) 

Afuera de la ruca llovía a raudales (Clap, clap, clap...) y el soniquete se confundía con ese preludio que anticipaba la llegada de un nuevo miembro a la tribu. Los hombres a pesar del aguacero aguardaban la llegada  danzando alrededor de un círculo imaginario en perfecta compenetración y concentración y con el padre de la criatura en el centro siendo bendecido con honor y gracia ante los ojos del universo. Una danza tribal unida a los cantos guturales que se convertían en canción de recibimiento para el nuevo ser. Mientras, las mujeres, acompañaban y ayudaban a la parturienta cada cual con su propio rol dentro del proceso del parto. La criatura llegó con prontitud y en salud y enseguida lo aferraron al pecho de la madre para que el vínculo se fortaleciera y la naturaleza se abriera camino con sabiduría. Piel con piel. Fusión de energías. Las miradas entre las mujeres conmovían. Dejó de llover y se abrieron grandes claros por los que asomaban los rayos de sol que se colaban  cálidos en la ruca para iluminar aquel instante de belleza después de muchos años de sequía en la tribu en cuanto a nacimientos se refería. Muchos fueron malogrados y la tribu lo achacó a una maldición de los dioses por sus pecados de antaño. 

De fondo una gran celebración de esperanza, un jolgorio ininterrumpido cuando escucharon el primer llanto del niño. Lo llamaron “Hasen" cuyo nombre significaba Alma y cuya canción sería para siempre la lluvia; la cual aprendieron a imitar con golpeteos sobre el cuerpo y a la que acompañaron con danzas atrevidas y coloridas. 
Era impresionante verlos asomar en la ruca para entregar a Hasen su canción de bienvenida mientras el pequeño no dejaba de tomar el alimento más humilde y amoroso a través de los senos rebosantes de su feliz madre. A partir de entonces llegaron más y más criaturas que llenaron de dicha y fortaleza a la tribu. 
Hasen abrió nuevos caminos de esperanza y pasados los años se convirtió en el sabio que guió a su tribu a tierras prósperas y hermosas. 
Hasen: Alma de lluvia. 
Gracias por el milagro de verte nacer a través de la lluvia y hacerme partícipe a través de los sueños de tu vida. 
Has dejado en mí un legado de armonía. 

Pablo Castro ©
Todos los derechos reservados.
Prohibida toda copia.


Comentarios

Ante todo espero que los malos momentos hayan pasado, te encuentres mejor y con ganas de hacer cosas, de corazón.
El libro me desconcierta, te iba leyendo e iba diciendo si, no, si, ay no, bueno si...creo que al final lo tendré en cuenta.

Un besito 💋
METAMORFOSIS EN EL VIENTO ha dicho que…
Hola! No es una reseña. Hasen. Alma de lluvia es un texto de mi marido inspirado por un sueño que tuvo y que he querido compartir aquí por lo que significan cada una de sus palabras en estos momentos. Él se comunica con amor y con necesidad de expresar muchos sentimientos y emociones. Algún día quién sabe si se amplíe y llegue más allá nunca se sabe. Gracias por tus palabras de ánimo.
Un abrazo.
Elena.
Naya_gm ha dicho que…
¡Mucho ánimo con todo lo que tenéis encima!
Tenéis todo mi apoyo y cariño con vosotros
En cuanto al texto me pareció lleno de sentimiento y eso es impresionante
Un besazo!
METAMORFOSIS EN EL VIENTO ha dicho que…
Hola, Naya!
Muchas gracias por tu apoyo y cariño. Se agradece mucho! Esta es tu casa siempre.Nos alegra que el texto te hiciera sentir. Un abrazo.
Elena.