LIBROS

CHIMENEAS HUMANAS, DesdeSyrma8.3


(ENTRADA PROGRAMADA) 

Hola a todos!
En esta ocasión os traemos un texto breve de (DesdeSyrma8.3) escrito en 2011 y que nos parece muy interesante.
Deseamos que os guste.
Elena M 


CHIMENEAS HUMANAS             
(DesdeSyrma8.3) 


Sólo me gustan las chimeneas humanas cuando es piel a piel por donde escapan sus propios humos y humedades.
Humos vaporosos de placer, de roces febriles.
Humedades a base de salivas y lenguas voraces.
No hay peligro de muerte, si acaso una búsqueda apremiante por lo desconocido.

(©DesdeSyrma8.3, 2011)
Todos los derechos reservados.


2 comentarios:

Laurita dijo...

Pues sí, un texto muy interesante y curioso.

Un beso ^^

METAMORFOSIS EN EL VIENTO dijo...

Hola! Muchas gracias por tu comentario en esta entrada porque es muy importante para nosotros. Este texto lo escribió hace tiempo alguien muy especial en nuestra vida y es un orgullo compartirlo!
Un abrazo.
Elena.

Publicar un comentario

Trabajos protegidos

Safe Creative #1609060245964
Licencia de Creative Commons
Metamorfosis en el viento by Pablo y Elena is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vivoentijyp.blogspot.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://vivoentijyp.blogspot.com
La música es un refugio al que acudimos en muchos momentos de nuestras vidas a veces con cierta nostalgia, otras con ganas de escuchar en una voz tu propia historia y hacer catarsis con cada nota. También es un refugio de paz que mitiga la soledad. Hay brújulas que te llevan hacia los cuatro punto cardinales dejando unos trazos de energía en cada punto que cuando se unen suena una hermosa melodía.
La música es un lenguaje universal que nos hace ricos en experiencias y sensaciones. Nosotros amamos la música de tal manera que dejamos que sea una prolongación más de nosotros. Aquí dejamos constancia de algunas canciones que nos acompañan y que se han convertido en bandas sonoras de nuestra vida y por ende de aquellos que también nos rodean.
Pablo y Elena