TIEMPO ENTRE COMETAS



Queridos lectores:

Me hice una pregunta a mí mismo ¿qué regalo les harías a tus hijos que atesoraran para siempre en el alma? 
Y la respuesta fue rauda y muy clara:
TIEMPO Y AMOR.
Tiempo para disfrutar con ellos.
Tiempo para sentirlos.
Tiempo para acompañarlos.
Tiempo para jugar con ellos.
Tiempo para perderme en sus sonrisas, 
en sus abrazos, 
           en sus latidos,
                        en sus miradas.
Tiempo para contarles historias;
 dejando volar la imaginación.
Tiempo para dormir abrazados.
Tiempo para despertar juntos
Tiempo para verlos crecer.
Tiempo para crecer por dentro juntos.
Tiempo de sueños.

Tiempo en definitiva de AMOR...

Todo esto viene a colación de los tiempos duros que me han tocado vivir últimamente y de lo mucho que he pensado en no poder disfrutar de ellos por la enfermedad, por el temor de un desenlace fatal: la muerte, que tan cercana anduvo. Pero todo se desenvuelve como ha de ser y aquí estoy a su lado, disfrutando de mis cuatro tesoros y en la dulce espera de nuestro quinto hijo.

"El amor ha vencido todas las barreras como sólo éste sabe hacerlo".

TIEMPO ENTRE COMETAS me lleva al recuerdo de aquellos años de niñez en los que compartía tiempo con amigos haciendo volar cometas por un cielo que parecía diseñarse a nuestro antojo, por nuestra imaginación e intuición.
Nos encantaba esa sensación de libertad, paz y unidad que nos infundía aquel desfile de colores y de vaivenes por el cielo.
Y hoy mientras volaba las cometas con mis hijos me he sentido aquel niño risueño, rico en amor, y feliz. Deseo con todo mi corazón que cuando mis hijos sean mayores no olviden este día y tantos otros en los que hemos dibujado en el cielo y en el alma muchas esperanzas y sueños en unidad. Siendo ellos y yo: UNO.
TIEMPO Y AMOR

Un regalo indestructible que en comunión enriquece...

Pablo C 
©2016
Todos los derechos reservados

Safe Creative #1609060245964

Comentarios