LIBROS

UN BLUES PARA EL RECIBIMIENTO


Sabía que ella regresaría... lo que no sabía era cuánto tiempo le llevaría aquel largo viaje. Se fue con un billete de ida, porque allá dónde las estrellas son de un azúcar que parpadea y se puede comer- por aquellos viajantes como alimento de bienvenida- los billetes de vuelta no existen, nadie los fabricó cual escalera de nube. No se las ingeniaron nunca para construir un vehículo de viaje astral más allá de los sueños que nos permitiera abrazar a los que se fueron una vez más. No obstante, hay un lugar en el corazón y el alma donde nunca se cansan de regresar. A veces el dolor y la pena nos consumen esos rincones y no nos permiten traerlos de vuelta pero llega un momento que el amor, el amor más grande triunfa, abre sus brazos cual padre, desentumedece nuestros mecanismos y se expande albergando una fortaleza sobrehumana. Es allí donde ella regresó de su largo viaje, la sentí en una voz que transformó todo mi universo. Sonaba a modo de blues, también como soul, y en un coro de góspel. Toda en sí era música, un pentagrama en acción. Ella supo que yo la sabía acariciando mis ansias de vida, mi ímpetu porque se sintiera orgullosa de mí y de mi gran hazaña. Una hazaña que me haría recobrar el sentido tras aquellos comas; un viaje de oscuridad a los miedos y las incertidumbres y al que vencí.
 Lo he dicho muchas veces:
 -Sabía que regresarías. No sabía ni cuándo, ni cómo, pero tenía mucha fe en hacer regresar tu sonrisa, tu voz, tu alegría, tu instinto de vida, tu calor....y llegaste a través de la voz de la cantautora madrileña Elena Iturrieta (Ele) que se transformaría para siempre en un himno, en un refugio de amor, de lucha y de instinto para ti y para mí y para quienes tú y yo amamos.
Los besos nunca se quedan fríos si alguien los enciende una y otra vez con recuerdos, emociones, percepciones... y tú cada noche me los enciendes más allá del sueño. Despierto con la frente dibujada y me emociono como un niño con juguete nuevo.
Estás y eres participe y yo siempre agradezco y reconozco tu esfuerzo, tu valentía al desentonar con el universo de billetes de ida y regresar, regresar...
La leyenda dice que cuando cae una estrella fugaz significa que un viajero se sacude las migas de una estrella y que por eso caen a la tierra en bello escaparate de magia.

(A mi hermoso ángel )

Pablo Castro ©2016
@bulevar58



 Safe Creative #1609060245964

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trabajos protegidos

Safe Creative #1609060245964
Licencia de Creative Commons
Metamorfosis en el viento by Pablo y Elena is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vivoentijyp.blogspot.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://vivoentijyp.blogspot.com
La música es un refugio al que acudimos en muchos momentos de nuestras vidas a veces con cierta nostalgia, otras con ganas de escuchar en una voz tu propia historia y hacer catarsis con cada nota. También es un refugio de paz que mitiga la soledad. Hay brújulas que te llevan hacia los cuatro punto cardinales dejando unos trazos de energía en cada punto que cuando se unen suena una hermosa melodía.
La música es un lenguaje universal que nos hace ricos en experiencias y sensaciones. Nosotros amamos la música de tal manera que dejamos que sea una prolongación más de nosotros. Aquí dejamos constancia de algunas canciones que nos acompañan y que se han convertido en bandas sonoras de nuestra vida y por ende de aquellos que también nos rodean.
Pablo y Elena